lunes, 8 de octubre de 2018

Perdió por sucia y anti deportiva


SA veces las cosas se acomodan solas. Resulta que en el Grand Prix de Hungría de Judo la local peleaba con una canadiense. Esta última quiso ganar a cualquier precio y utilizó trucos sucios. A tal punto que en un pasaje le colocó su pie en la cara a su rival y se le refregó. En forma mágica la húngara logró reponerse y en instantes y de manera merecida logró someterla por sumisión. Así se hace con las chicas malas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario